II Congreso medicina ortomolecular

Tratamientos especializados:


Oligoelementos


Aplicaciones

Aplicaciones de los oligoelementos

Los oligoelementos se aportan habitualmente a través de la alimentación, una cantidad excesiva o déficit podría favorecer la aparición de enfermedades o retrasar la curación de las mismas.
Dentro del contexto terapeútico, el médico oligoterapeuta puede dar oligoelementos de tres formas diferentes:

Forma caralítica:
Se trata de administrar uno o varios oligoelementos en cantidades muy bajas para activar uno o varios oligoelementos que están presentes pero que no están actuando en nuestro cuerpo, es la llamada terapia catalítica.
Forma nutricional:
Para prevenir déficits y trastornos de carencia, por ejemplo hierro en el embarazo, zinc para crecer.
Forma farmacológica:
Cuando se administra el oligoelemento en cantidades muy elevadas para tratar una enfermedad, por ejemplo selenio para cancer y cromo para diabetes.

La cantidad de oligoelementos varia de una región a otras desde picogramosa gramos y varia de un alimento a otro, dependiendo de la recogida del alimento (si es verdura o fruta) y luego hay que tener presente que puede existir una incompatibilidad entre algunos de ellos, disminuyendo la absorción o aumentando la absorción de alguno de ellos, llegando a provocar enfermedades pase que consideremos que estamos bien alimentados, por ejemplo, una anemia de hierro se debe a un déficit de hierro, pero también podría ser de cobre, cobalto o por una intoxicación de molibdeno.

Como ejemplos de alteraciones o enfermedades que puede producir el déficit de oligoelementos, tenemos:

Yodo:
es un oligoelemento importante para el funcionamiento del tiroides y prevenir la arteriosclerosis, su déficit puede provocar hipotiroidismo, obesidad, arteriosclerosis, retraso mental, disminución de la capacidad de aprendizaje.

Zinc: es un oligoelemento regulador hormonal y estimulante inmunológico. Su déficit puede provocar cansancio, infecciones, bajada de defensas, impotencia, esterilidad, caida del pelo, problemas de la piel.

Selenio:
es un oligoelemento cardio protector y anticancer y antirradical libreo o anti oxidante, su déficit puede provocar cancer, esterilidad, infartos, trombosis, cataratas, disminución inmunológica

Cromo: Oligoelemento relacionado con la glucosa, su déficit provoca obesidad, aumento de colesterol, aumento de glucosa en la sangre.

La combinación de 3 oligoelementos como es el cobre/oro/plata, tiene propiedades bactericidas y estimula las defensas, podemos hablar de este trío como el antibiótico de los médicos oligoterapeutas y de la medicina natural, sin efectos secundarios.

Mercurio: es un oligoelemento tóxico. Su intoxicación provoca neuropatía, hepatopatía (con aumento de las transaminasas e inflamación hepática), nefropatía (lesiones de riñones y favorece el aumento de tensión arterial) relacionado con el autismo y disfunciones del sistema nervioso central, hiperactivos.

Aluminio: otro oligoelemento neurotoxico, relacionado con la enfermedad de Alzehimer.

Esta pequeña introducción al mundo de los oligoelementos nos puede servir para poder llegar a conocer todo su gran campo terapeútico




Dr. Antonio Marco Chover

Pasaje Dr. Serra, 1-3ª pta 9. - 46004 Valencia
Tel: 96 351 43 83 / Fax: 96 352 41 71
Email:
drmarcochover@drmarcochover.com